El buque carguero multipropósito Kota Budi, de 27.000 toneladas de peso muerto, construido en 2013, ha sido abordado por piratas armados frente a las costas de Cotonú de Benin, en el África occidental.

La empresa consultora de seguridad marítima Dryad Global informó de que cinco miembros de la tripulación, todos ellos de nacionalidad china, han sido secuestrados del buque operado por Pacific International Lines de Singapur.

Según Dryad Global, el ataque es el séptimo incidente que se produce en las aguas frente a las costas de Benin este año. Con este incidente, el número total de personal secuestrado en incidentes marítimos frente a las costas de África occidental en 2020 asciende a 80. Los incidentes de secuestro son actualmente un 26% más altos en 2020 que en 2019.

El incidente ocurrió un día después de que BW Offshore anunciara que los piratas atacaron su FPSO Sendje Berge frente a las costas de Nigeria, secuestrando a nueve nigerianos.