El operador de terminales con sede en los Países Bajos, APM Terminals, una subsidiaria del Grupo Maersk, ha firmado una carta de intención para vender su terminal de contenedores APM Terminals Rotterdam.

La terminal será vendida a otro grupo operativo portuario internacional, Hutchison Ports de Hong Kong, que es propietario de la terminal adyacente ECT Delta ubicada en el Puerto de Rotterdam.

Como se ha informado, las partes han acordado que APM Terminals Rotterdam continuará existiendo como una organización independiente con una garantía de volumen de 5 años de la compañía matriz, A.P. Moller-Maersk, y sin despidos forzosos dentro de los 4 años de la firma del acuerdo.

«Bajo la propiedad de Hutchison Ports, APM Terminals Rotterdam tendrá la oportunidad de crecer como una terminal líder, moderna y a prueba de futuro,» dijo APM Terminals en una declaración.

La compañía holandesa agregó que Hutchison Ports ha expresado su interés en hablar con la Autoridad Portuaria de Rotterdam para una extensión del contrato de arrendamiento.

Como se ha explicado, se ha solicitado al Comité de Obras asesoramiento sobre la posible venta del 100 por ciento de las acciones de APM Terminals Rotterdam a Hutchison Ports. También se realizarán consultas con los sindicatos sobre la venta prevista, según APM Terminals.

Además, el dúo tendrá que buscar la aprobación de las autoridades de competencia pertinentes antes de que se complete la venta.

Operativa desde octubre de 2000, APM Terminals Rotterdam tiene una capacidad anual de 3,25 millones de TEU y es una de las terminales de contenedores más grandes de Europa. Es un importante centro de transbordo para los mercados británico, irlandés, escandinavo y báltico.