La empresa canadiense Waterfront Shipping Company (WFS), filial de propiedad exclusiva de Methanex Corporation, realizó una orden de ocho buques quimiqueros nuevos de doble combustible al astillero surcoreano Hyundai Mipo Dockyard. Está previsto que las naves de 49.999 dwt, se entreguen entre 2021 y 2023 y cuenten con la segunda generación de motores de doble combustible MAN B&W ME-LGIM de dos tiempos, los buques pueden funcionar con metanol o con búnkeres tradicionales, lo que permite una gran flexibilidad de combustible, reporta Offshore Energy.

Las naves se sumarán a la actual flota de 11 buques que utilizan metanol como búnker, los que han sido reconocidos por la industria marítima por el uso de este combustible que genera bajas emisiones.

«Habiendo superado más de 90.000 horas de funcionamiento combinado, los buques han demostrado que el metanol es una solución viable de búnker; cumple con las más estrictas regulaciones de emisiones sin necesidad de tratamiento posterior de gases de escape y cumple con las normas de emisiones de NOx de la OMI Tier III. Como búnker, el metanol también reduce las emisiones de CO2 en el sector hasta un 15% en comparación con los búnkeres convencionales», señalaron desde Waterfront Shipping.

El acuerdo se está llevando a cabo en asociación con Marinvest/Skagerack Invest (Marinvest), Nippon Yusen Kaisha (NYK), Meiji Shipping Co., (Meiji Shipping), KSS Line y Mitsui O.S.K. Lines (MOL). NYK Bulkship (Asia), empresa del Grupo NYK basada en Singapur, reveló que había firmado un contrato de fletamento a largo plazo con Waterfront Shipping para dos de los nuevos quimiqueros. Ambos buques serán operados por NYK Shipmanagement del Grupo NYK.

Después del primero de esos buques, entregado en 2019, los nuevos buques serán el segundo y el tercer transporte de metanol bajo la dirección de NYKSM que estarán equipados con motores de doble combustible.

«Estamos orgullosos de que aproximadamente el 60% de nuestra flota de 30 buques estará propulsada con tecnología de combustible de metanol y de bajas emisiones», dijo Paul Hexter, presidente de Waterfront Shipping.

«Habiendo operado buques propulsados por metanol durante más de cuatro años, sabemos que se trata de un búnker práctico, competitivo en costos y seguro para la industria del transporte marítimo comercial en el mercado post OMI 2020″.

El metanol es uno de los productos químicos más comercializados en el mundo, y está disponible en casi 90 de los 100 puertos más importantes del mundo. Como combustible líquido, la infraestructura de abastecimiento establecida para los búnkeres tradicionales puede convertirse fácilmente para utilizar metanol. La OMI estima que el metanol será «el cuarto búnker más importante utilizado y está creciendo».