El grupo tecnológico finlandés Wärtsilä colaborará con una compañía naviera noruega para instalar un sistema de captura y almacenamiento de carbono a escala completa a bordo de uno de los actuales petroleros de etileno de la compañía.

Wärtsilä Exhaust Treatment ha firmado una carta de intenciones con Solvang ASA para diseñar y reequipar el Clipper Eos, construido en 2019, con un sistema piloto de CAC para 2023.

El acuerdo es el último relacionado con la investigación y el desarrollo de Wärtsilä sobre la captura de carbono como forma de descarbonizar la industria naval. Con la unidad piloto, Wärtsilä aspira inicialmente a una reducción del 70% de las emisiones de CO2 en el punto de escape.

La instalación tendrá lugar después de que se complete un sistema de prueba de 1MW en tierra en la sede de Wärtsilä Exhaust Treatment en Moss, Noruega, a finales de este año.

«Unir fuerzas con Solvang para construir y adaptar una tecnología CCS comercialmente viable demuestra a la industria que estamos a sólo dos o tres años de llevar al mercado otra herramienta vital en el kit de descarbonización del transporte marítimo», dijo Sigurd Jenssen, Director de Wärtsilä Exhaust Treatment. «Estamos muy contentos de ver cómo evoluciona esta colaboración con Solvang en los próximos meses. Nuestra unidad de prueba en tierra está a punto de completarse, y luego pasaremos a hacerla realidad en el Clipper Eos, asegurando que tanto Wärtsilä como Solvang se mantengan a la vanguardia de los avances tecnológicos en materia de sostenibilidad marítima.»

El «Clipper Eos», de 21.000 metros cúbicos de eslora, ha sido fletado por Marubeni Corp. con sede en Tokio desde su entrega. La compañía trabajará con Solvang y Wärtsilä para permitir todas las pruebas pertinentes y la instalación de equipos como parte de un esfuerzo mutuo para reducir la huella de CO2 del buque.

«La captura y el almacenamiento de carbono es un desarrollo emocionante que estamos orgullosos de apoyar, y creemos firmemente que esta tecnología podría ser una clave importante para descarbonizar la flota mundial de alta mar. Como empresa con visión de futuro y apasionada por asegurar la transición de la industria hacia la descarbonización, Wärtsilä es el socio perfecto mientras buscamos ampliar las tecnologías sostenibles en nuestra flota y reducir el impacto medioambiental del transporte marítimo en el mundo», añadió Edvin Endresen, CEO de Solvang ASA.

Wärtsilä también ha anunciado recientemente su asociación con el consorcio «linking carbon capture and storage» (LINCCS) para ampliar y crear tecnologías e infraestructuras de captura de carbono. En septiembre se anunció que el consorcio LINCCS recibiría 111 millones de coronas noruegas de financiación durante los próximos tres años de la Iniciativa de la Plataforma Verde del gobierno noruego.