Con su equipo de propulsión suministrado por el grupo tecnológico Wärtsilä, se ha entregado el flamante buque de Navimag Ferries, el «Esperanza».

Wärtsilä trabajó en estrecha colaboración con Naviform Consulting & Research, el diseñador del barco, para desarrollar una innovadora solución total que alineó la propulsión con la forma del casco y el perfil operativo del barco. Esta colaboración aseguró el nivel de alta eficiencia requerido.

El buque de 150 metros de largo puede transportar hasta 274 pasajeros y tiene 1800 metros de carril para vehículos. Operará exclusivamente en Chile, navegando entre Puerto Montt y Puerto Natales, y proporcionando un enlace de transporte vital con el sur de Chile, además de los cruceros en ferry por los canales de la Patagonia.

«Nuestra capacidad para apoyar el proceso de diseño junto con el Naviform fue muy importante para este proyecto. El diseño es innovador, y pudimos ofrecer la solución de propulsión adecuada para el buque, con una alta eficiencia, fiabilidad, bajo consumo de combustible y apoyo durante el ciclo de vida como elementos clave», dice Mark Keneford, Director General de Ventas Marinas, Wärtsilä Canadá.

«Este proyecto requirió un diseño no convencional, y apreciamos mucho el apoyo de Wärtsilä durante todo el proceso de diseño. Fue necesaria una estrecha colaboración para asegurar que el equipo pedido fuera dimensionado en consecuencia, y que tanto el rendimiento operativo como ambiental cumplieran con los altos estándares que requeríamos. Estamos muy orgullosos del resultado final», dice el Sr. Cesar Barrera, CEO de Navimag.

La solución de propulsión seleccionada incluye dos motores principales Wärtsilä 20, dos hélices de paso controlado (CPP) de Wärtsilä y dos cajas de cambios Wärtsilä. El sistema está diseñado para una eficiencia óptima con bajos niveles de emisión de gases.