Después de poner 15 buques en reserva en frío la pasada primavera, iniciamos el proceso de reactivación de nueve de ellos a principios de este año. Para seguir el ritmo de las cambiantes condiciones del mercado, ahora estamos devolviendo al mar otros tres buques para sustituir la capacidad de fletamento por tiempo limitado.

En respuesta a la creciente demanda, junto con el aumento de las tarifas y la falta de capacidad en el mercado de fletamento por tiempo, estamos sacando otros tres buques de la reserva en frío para reincorporarlos a nuestra flota de casi 130 buques.

Estos tres buques, que se unen a los nueve que ya están en proceso de reactivación, se espera que vuelvan a estar en servicio en junio y julio.

«Como parte de nuestras operaciones, tenemos la capacidad de ajustar la flota a nuestras necesidades y a las condiciones cambiantes del mercado», afirma Craig Jasienski, director general de Wallenius Wilhelmsen.

«Dado que algunos sectores muestran signos de recuperación, existe la posibilidad de reactivar los cuatro buques restantes en reserva a lo largo del año, con lo que nuestra flota volvería a estar a pleno rendimiento».

«Si bien sigue siendo difícil predecir el impacto potencial en el mercado de la intensidad del virus en algunas partes del mundo, se espera que el equilibrio general de la oferta y la demanda de la industria mejore a medio plazo debido a la reducción general de la flota mundial, la baja cartera de pedidos y un repunte de los volúmenes durante 2021», añade Jasienski.