El Grupo Volkswagen ha anunciado el fletamento a largo plazo de otros cuatro buques de transporte de vehículos con motor de GNL.

Está previsto que los cuatro nuevos buques entren en servicio a finales de 2023 y presten servicio en la ruta norteamericana entre Emden (Alemania) y Veracruz (México). En el viaje de vuelta, los buques transportarán vehículos nuevos con destino a Europa.

Volkswagen Group Logistics ha firmado fletamentos exclusivos a largo plazo para los buques con los armadores Wallenius Marine y SFL Corporation. Los buques de última generación, que se construirán en China, tendrán una capacidad de alrededor de 7.000 CEU (unidades equivalentes de coche) cada uno, lo que corresponde a entre 4.400 y 4.700 vehículos. Los buques estarán propulsados por motores de doble combustible de 13.300 kW de MAN Energy Solutions y, en modo eco-velocidad, podrán viajar a velocidades de 15 a 16 nudos (28 a 30 km/h).

Los cuatro buques se unirán a dos buques propulsados por GNL que comenzaron a operar en exclusiva para el Grupo Volkswagen en 2020. La adición de cuatro buques más significa que seis de los nueve portavehículos que cruzan el Atlántico Norte para Volkswagen estarán propulsados por GNL.

La empresa afirma que el uso de GNL como combustible marino ayudará a reducir las emisiones de CO2 de los buques «tanque a tanque» hasta en un 25%. El uso de GNL no sólo reduce las emisiones de CO2, sino que también reduce las emisiones de óxidos de nitrógeno hasta en un 30%, las partículas de hollín hasta en un 60% y los óxidos de azufre hasta en un 100%.

«En línea con el compromiso del Grupo con la e-movilidad y la producción climáticamente neutra, la flota de GNL utilizada por Logística representa una importante contribución para hacer que Volkswagen sea neutra en carbono para 2050», dice Simon Motter, Jefe de Logística del Grupo Volkswagen.

«Con estos cuatro buques adicionales de GNL, Group Logistics continúa su compromiso con la protección del clima y sigue la estrategia de transporte marítimo de bajas emisiones que se decidió en 2016. Los nuevos buques también permitirán el uso de combustibles no fósiles en el futuro, reduciendo así las emisiones de CO2 aún más. Nuestro objetivo es hacer que todas nuestras operaciones de transporte -por agua, carretera y ferrocarril- sean respetuosas con el medio ambiente, demostrando claramente el papel pionero del Grupo Volkswagen en la logística respetuosa con el clima», dijo Motter.

El constructor naval chino CIMC Raffles anunció que había obtenido de Wallenius pedidos de construcción de hasta seis buques de transporte de automóviles de GNL de doble combustible.