La Alianza OPEP+ envió un fuerte mensaje a los productores de petróleo ligero de esquisto de los EE.UU. de que no están preparados para ceder una vez más su cuota del mercado mundial de petróleo y que, por lo tanto, están dispuestos a gestionar el mercado para mantener los precios del crudo a niveles por debajo de los cuales el petróleo de los EE.UU. repuntaría con fuerza. Alphatanker observó las perspectivas inmediatas de la producción de crudo de los EE.UU. y cómo afectará  a sus exportaciones de crudo y, por tanto, a la fortuna de los armadores de tanqueros  de crudo.

A primera vista, la decisión de la Alianza OPEP+ de aumentar la producción de crudo en 500 kb/d c desde enero sugiere que forzarán el crudo en un mercado ya saturado. Esta noción se basa que la demanda global se encuentra ahora aproximadamente 2 mb/d por debajo de la prevista originalmente por la OPEP en el 2Q20 y en medio de una un asombroso repunte de la producción libia.

Sin embargo, no es así ya que los productores de crudo «amargo» de la OPEP+ (más de dos tercios de la producción de crudo del grupo es de «amargo») encontrarán una amplia demanda para sus barriles incrementales. Inicialmente la decisión del grupo ha sido interpretada como alcista para los precios del crudo, ya que demuestra que la OPEP+ sigue intacta y dispuesta a gestionar el mercado.

No obstante, a largo plazo, Alphatanker lo interpreta como algo pesimista, ya que esto implica que el grupo está dispuesto a aceptar un nivel más bajo para asegurar una mayor porción de la demanda mundial de crudo. De hecho, altos funcionarios de los países miembros de la OPEP han expresado con frecuencia su disgusto al ver que su parte de la demanda mundial de crudo se ha erosionado desde el 34% al 27% durante la última década, un período durante el cual la producción de crudo de EE.UU. se duplicó con creces.

¿Y las exportaciones de crudo de los EE.UU.?

En medio de un modesto repunte de la producción de crudo de los EE.UU., y de una probable mayor demanda interna de crudo a medida que la producción de las refinerías se recupere de los niveles actuales, es poco probable que las exportaciones de crudo estadounidenses aumenten mucho más allá de los niveles actuales de 2,5 a 3 millones de barriles diarios el año próximo.

Mucho depende también de la recuperación de la demanda interna de crudo. Si los rendimientos de las refinerías aumentaran de 1 a 1,5 mb/d en 2021, ello se traduciría en unos volúmenes disponibles para la exportación que podrían hacer que las exportaciones se redujeran por debajo de los 2 mb/d. Sin embargo, teniendo en cuenta el relativo éxito de la fase 1 del acuerdo comercial de EE.UU. con China y la suposición de Alphatanker de que la administración entrante de Biden no lo amenazará, la consultora estima que podría haber una nueva reorientación de las exportaciones de crudo de los EE.UU. hacia China.

Alphatanker proyecta que los flujos podrían superar 1 mb/d, lo que supondría un aumento de los 430 kb/d de crudo estadounidense que China ha importado en promedio durante 2020 (aunque los flujos alcanzan esporádicamente los 800 kb/d durante el verano septentrional).

Claramente esto tendrá un impacto en los mercados de tanqueros al apoyar la demanda de VLCCs y Suezmax que acarrean el 66% y el 26%, respectivamente, de las exportaciones de crudo de los EE.UU. a China. Por otro lado, Alphatanker anticipa que a medida que mientras más crudo estadounidense sea comprado por China, menos estará disponible para otros lugares.

En particular, como los trabajos en las refinerías europeas continúan, EE.UU. exportará menos crudo a Europa, especialmente en el 1S21, lo que afectará a la demanda de Aframax en la Cuenca del Atlántico