Las exportaciones de petróleo en Venezuela casi se triplicaron a pesar de que Estados Unidos continúa endureciendo y promoviendo sanciones en contra de las empresas que buscan hacer negocios con el régimen gobernante. Estas aumentaron a más de medio millón de barriles por día en noviembre, y casi todo se dirigió a China, señaló Bloomberg, basado en sus informes. 

La producción de crudo se situó en 484.000 barriles diarios el 25 de noviembre, según las últimas cifras de un documento interno visto por Bloomberg, lo que implica una caída del 48% interanual, pero muestra que el país, a pesar de las sanciones y las operaciones paralizadas, aún puede producir más petróleo que Ecuador.

El lunes, Estados Unidos impuso sanciones a la empresa China National Electronics Import & Export Corporation, acusándola de apoyar los esfuerzos del presidente de Venezuela Nicolás Madurio. Sin embargo, la obstaculización de lazos petroleros entre China y Venezuela está resultando más difícil porque los tanqueros apagan sus dispositivos de señalización satelital y pintan sus nombres para ocultar su identidad y evitar ser detectados.

También empresas poco conocidas como Zhejiang Ningda Chemical Co Ltd, Arzhil International y Cirrostrati Technology Co intensificaron sus compras una vez que los clientes tradicionales incluyendo Repsol SA y Reliance Industries Ltd, dejaran de comprar petróleo a Venezuela en medio de las sanciones.

Venezuela, que alberga las mayores reservas de petróleo del mundo, también ha reforzado sus lazos con Irán para que no afecten de gran manera los efectos del aislamiento de Estados Unidos. Por su parte Irán ha suministrado gasolina, piezas de refinería y un cargamento condensado que se ha utilizado para mantener el petróleo que sale del campo de producción más importante de Venezuela, la faja petrolífera del Oricono.