La empresa energética Uniper ha firmado un memorando de entendimiento con la Autoridad Portuaria de Rotterdam para desarrollar la producción de hidrógeno verde en la actual ubicación de Uniper en Maasvlakte. El proyecto se basa en los resultados de un estudio de viabilidad anunciado en febrero, y se ajusta a la planificación regional de infraestructuras para satisfacer la demanda de la pujante industria petroquímica de Rotterdam.

Uniper afirma que el memorando de entendimiento marca un hito importante en el desarrollo de la cadena de valor del hidrógeno en la región de Rijnmond. Nada menos que la mitad de todos los proyectos holandeses de hidrógeno que se califican como Proyectos Importantes de Interés Común Europeo (IPCEI) se desarrollan en Rotterdam, y el proyecto de Uniper está también en la lista de preseleccionados de los IPCEI holandeses.

El estudio de viabilidad muestra que la ubicación de Uniper en Maasvlakte es ideal para la producción a gran escala de hidrógeno verde utilizando la energía generada por los parques eólicos marinos. La planta estará conectada a la futura tubería de hidrógeno HyTransport.RTM, que enlazará con el resto del puerto, la infraestructura nacional de hidrógeno y el haz de tuberías del Corredor del Delta. Este último suministrará hidrógeno a los grupos de plantas químicas de Moerdijk, Geleen y Renania del Norte-Westfalia.

El emplazamiento de Uniper en Maasvlakte alberga actualmente una moderna central eléctrica de carbón, que acaba de inaugurarse en 2016. La Ley de Prohibición del Carbón de los Países Bajos obligará a la planta a cerrar el 1 de enero de 2030, mucho antes del final de su vida comercial prevista, y Uniper afirma que una conversión de la instalación a un combustible diferente no es realista. La empresa ha solicitado al gobierno holandés una compensación por la pérdida de su inversión en la planta y ha presentado una demanda para impugnar la legitimidad de la ley. A más largo plazo, afirma que está planeando ecologizar su negocio y lograr la neutralidad de carbono para 2035.

«El sector tiene que experimentar un cambio masivo para que sus procesos empresariales sean más sostenibles», dijo Allard Castelein, director general de la Autoridad Portuaria de Rotterdam. «El hidrógeno desempeñará un papel fundamental en este proceso. Estamos trabajando con nuestros socios para introducir una red de hidrógeno a gran escala en todo el complejo portuario, convirtiendo a Rotterdam en un centro internacional para la producción e importación de hidrógeno y para el tránsito de hidrógeno hacia otros países del noroeste de Europa.»

El hidrógeno industrial se produce principalmente a partir de gas natural, lo que supone unas emisiones de CO2 que ascienden a 19 millones de toneladas al año en los Países Bajos. La industria de la zona de Rotterdam consume alrededor del 40% de la producción total de hidrógeno del país, por lo que la transición del hidrógeno gris al hidrógeno verde en la industria petroquímica de Rotterdam podría ser un paso importante hacia la neutralidad del carbono.

El objetivo inicial de la planta es de 100MW de capacidad de electrólisis, con un futuro aumento de capacidad hasta 500MW. Tras un estudio de ingeniería y diseño de nueve meses, el proyecto se licitará a un contratista EPC. Uniper tiene previsto buscar apoyo financiero de organismos gubernamentales y de otros socios de la cadena de valor del hidrógeno, con el objetivo de tomar una decisión de inversión definitiva el año que viene.

«hay una gran cantidad de oportunidades, no sólo para Uniper, sino también para otros actores de la cadena. Juntos podemos utilizar el hidrógeno sostenible para reducir significativamente los niveles de CO2 en Rotterdam», dijo Axel Wietfeld, director general de Uniper Hydrogen.