De acuerdo con el Índice de e-commerce entre Empresas y Consumidores (B2C) 2020 de la UNCTAD la participación de América latina y el Caribe en las compras online a nivel mundial fue solo del 6% del total mundial en 2019, pese a que cuenta con el 9% de la población mundial mayor de 15 años y con el 11% de los usuarios de Internet del mundo.

El informe de la UNCTAD señala que cinco países representan el 92% de los compradores en línea en ALC, mucho más que su participación (72%) en la población de la región. La falta de fiabilidad del correo electrónico es la mayor debilidad infraestructural del e-commerce en la región, especialmente en el Caribe.

Como se ha visto a nivel mundial, COVID-19 ha impulsado las compras en línea en la región. Por ejemplo, 7,3 millones de brasileños compraron en línea por primera vez durante la pandemia. Y en Argentina, el número de compradores online por primera vez durante la pandemia fue equivalente al 30% de la base de compras online de 2019.

Costa Rica se convirtió en el país con mejores resultados en la región de América Latina y el Caribe (ALC), sustituyendo a Chile. Completan los diez mejores rankeados en la región en esta materia: Brasil, República Dominicana, Colombia, Uruguay, Jamaica, Trinidad y Tobago, Perú y Argentina.

Clasificación general

Cabe destacar que el Índice de e-commerce entre Empresas y Consumidores (B2C) 2020 de la UNCTAD, clasifica a 152 países en función de su preparación para este tipo de comercio y en esta oportunidad fue encabezado por primera vez por Suiza- país que en 2019 contabilizó a un 97% de su población con acceso a internet-, seguida de Países Bajos. Las únicas economías no europeas entre las 10 primeras son Singapur, que ocupa el cuarto lugar, y Hong Kong (China) en la décima posición.

Según el organismo las compras online, alcanzaron un valor estimado de US$4.400 millones a nivel mundial en 2018, un 7% más que el año anterior. En el índice, los países reciben una puntuación en función del acceso a servidores de internet seguros, la fiabilidad de los servicios postales y la infraestructura, y la parte de su población que utiliza internet y tiene una cuenta en una institución financiera o en un proveedor de servicios de dinero móvil.

Países en desarrollo: Asia lidera el grupo

Los 10 países en desarrollo con las puntuaciones más altas son todos de Asia y están clasificados como economías de renta alta o media-alta. En el otro extremo del espectro, los países menos desarrollados ocupan 18 de las 20 últimas posiciones.

Los dos mayores mercados de comercio electrónico B2C del mundo, China y EE.UU., ocupan los puestos 55 y 12 respectivamente en el índice. Aunque ambos países están a la cabeza en varias medidas absolutas, se quedan atrás en las comparaciones relativas.

Por ejemplo, la penetración de Internet en EE.UU. es menor que en cualquiera de las economías de los 10 primeros puestos, mientras que China ocupa el puesto 87 del mundo en este indicador. En cuanto a la penetración de las compras online, EE.UU. ocupa el puesto 12, mientras que China ocupa el 33.

Cambios en la clasificación global

La edición 2020 del índice incluye algunos cambios notables respecto al año anterior. En la composición de los 10 primeros puestos, Hong Kong (China) ha sustituido a Australia. Entre las 10 primeras economías en desarrollo, Omán sustituyó a Turquía.

Los cuatro mayores aumentos en las puntuaciones del índice se registraron en los países en desarrollo: Argelia, Brasil, Ghana y la República Democrática Popular de Laos, los que aumentaron en al menos cinco puntos, en gran parte debido a las importantes mejoras en la fiabilidad del e-mail. Mauricio mantuvo la puntuación más alta en el África subsahariana, mientras que Bielorrusia volvió a obtener la puntuación más alta entre las economías en transición.

Superar la brecha

De acuerdo con la UNCTAD, es necesario atender las grandes diferencias con los países con el nivel de preparación más bajo, abordando las deficiencias de esas naciones para extender los beneficios de la transformación digital a un mayor número de personas.

«La brecha del e-commerce sigue siendo enorme», dijo Shamika N. Sirimanne, directora de la división de la UNCTAD que elabora el índice anual. «Incluso entre los países del G20, la medida en que la gente compra en línea oscila entre el 3% en India y el 87% en el Reino Unido».

Además, en Canadá, EE.UU. y 10 naciones europeas, más del 70% de la población adulta realiza compras online. Pero esa proporción está muy por debajo del 10% en la mayoría de los países de renta baja y media-baja.

«La pandemia del COVID-19 ha hecho más urgente la necesidad de garantizar que los países más rezagados sean capaces de ponerse al día y reforzar su preparación para el e-commerce», dijo la Sirimanne. El índice, añadió, subraya la necesidad de que los gobiernos hagan más para garantizar que más personas puedan aprovechar las oportunidades del e-commerce. «De lo contrario, sus empresas y sus ciudadanos se perderán las oportunidades que ofrece la economía digital, y estarán menos preparados para hacer frente a diversos retos», añadió.