Los estibadores del puerto de Montreal iniciaron una huelga de cuatro días el lunes por la mañana.

Los miembros del sindicato dijeron que no prestarán servicios de atraque durante el paro, excepto para los suministros a Terranova y Labrador y para los buques graneleros.

El sindicato dijo que el conflicto se centra principalmente en las horas de trabajo y en las largas negociaciones para un nuevo convenio colectivo.