Un polizón ha sido descubierto esta tarde colgado de la rampa del ferry “Nápoles” a su llegada al puerto de Málaga procedente de Melilla en la línea de Balearia, informa Juan Carlos Cilveti en la edición digital del periódico Málaga Hoy. Una lancha con personal de amarradores y Guardia Civil se han hecho cargo antes de que el buque realizara la maniobra de atraque.

El polizón estaba escondido en el portalón de popa y a la llegada del buque al puerto de Málaga trató de descolgarse por la rampa, como se aprecia en la imagen. Ha tenido mucha suerte de no caer al agua, pues durante la travesía ha habido mal tiempo.

“Lo habitual –explica Cilveti– es ir sentado escondido entre los huecos, porque una vez que salta a la rampa en la salida, lo que hacen es escalar y acoplarse donde pueden, para aguantar las siete horas que dura el viaje”.

Fuente: www.puentedemando.com