Al parecer, una pasajera del Carnival Vista ha fallecido a causa del COVID-19 después de que a principios de este mes se registraran varios casos -sobre todo entre los miembros de la tripulación- en el crucero.

El New York Times informó el lunes de que la mujer de 77 años, que ya había dado positivo, murió en un hospital de Tulsa, Oklahoma, tras ser trasladada allí desde Belice.

La pasajera era uno de los 27 casos positivos de COVID-19 notificados a las autoridades de Belice a la llegada del buque al país centroamericano el 11 de agosto durante su viaje de ida y vuelta desde Galveston (Texas). La mayoría de los casos, 26 en total, se dieron entre los miembros de la tripulación del buque.

Las autoridades de Belice informaron de que el barco llegó con 2.895 huéspedes y 1.441 tripulantes. Casi todos los miembros de la tripulación del barco estaban vacunados, así como más del 96% de los huéspedes a bordo, informó entonces la Oficina de Turismo de Belice.

Según el informe del New York Times, la pasajera enferma fue desembarcada en Belice e ingresada en un hospital local, donde su estado empeoró. Finalmente fue evacuada a un hospital de Tulsa, donde falleció.

«Lamentamos mucho la muerte de un huésped que navegó en el Carnival Vista», dijo la Carnival Cruise Line en un comunicado recogido por el Times, añadiendo que era «altamente improbable» que hubiera contraído el virus mientras estaba a bordo y que los protocolos de la compañía lograron detener un brote aún peor.

No obstante, el incidente pone de manifiesto la dificultad a la que se enfrentan las líneas de cruceros para volver a navegar. Por este motivo, las directrices actualizadas de los Centros de Control de Enfermedades de EE.UU. recomiendan que los viajeros de alto riesgo eviten por completo los viajes en crucero, independientemente de que estén o no vacunados.