El buque petrolero STENA PREMIUM con 27 tripulantes a bordo está bloqueado en Cabedelo, Brasil, desde el 24 de abril.

Doce tripulantes dieron positivo en la prueba del virus, todos ellos permanecen a bordo, entendiendo que nadie necesita tratamiento hospitalario. La Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (ANVISA) hará pruebas serológicas (anticuerpos) para determinar el destino de la tripulación, si el barco puede ser liberado, o tiene que permanecer inmovilizado.

El capitán del barco exigió a las autoridades encontrar una solución, y liberar el buque. ANVISA dijo que probablemente, se permitirá al tanquero zapar con una tripulación «asintomática infectada», mientras que los que no se encuentren totalmente «asintomáticos», deberán ser trasladados a un hotel.