La Guardia Costera vietnamita declaró el 25 de mayo que el buque CG detuvo al petrolero SIAM VARICH con unas 1.700 toneladas de combustible a bordo, en el mar del sur de China a unas 90 millas náuticas de la isla de Con Dao, en el extremo sur de Vietnam.

El buque no llevaba bandera, la carga a bordo no tenía los documentos respectivos, los 11 tripulantes (entendiendo que todos son tailandeses) no tenían certificados y otros documentos que probaran su calificación y rango. El capitán del buque tanquero admitió que se dedicaba al comercio ilegal de combustible en la zona y que vendía combustible a los buques pesqueros.

El AIS del buque está apagado por un período de tiempo indefinido.