Un buque portacontenedores de bandera portuguesa chocó con un cazaminas de la marina griega frente al puerto griego de El Pireo en la madrugada del martes, causando graves daños al buque griego, según las autoridades.

Las imágenes de televisión mostraron al buque de la marina Kallisto inclinándose sobre su costado y hundiéndose, y una gran parte de su popa desapareció. Un remolcador lo remolcó más tarde a la base naval de Salamina.

Dos personas resultaron ligeramente heridas y fueron trasladadas al hospital, dijo un funcionario de la guardia costera, añadiendo que la tripulación de 27 miembros del buque de la marina griega había sido llevada a un lugar seguro.

El portacontenedores Maersk Launceston, de 266 metros de largo, no sufrió daños.

No quedó claro de inmediato cómo ocurrió la colisión, dijo el oficial. Las autoridades portuarias del Pireo, que iniciaron una investigación, habían prohibido temporalmente la navegación del buque portacontenedores.