Las autoridades han ampliado el cierre temporal del astillero Havyard en Leirvik, Noruega, al menos hasta el 19 de octubre, después de que más trabajadores dieron positivo en la prueba de COVID-19.

Todas las actividades del astillero fueron originalmente cerradas el 30 de septiembre después de que cuatro personas dieron positivo para el virus. El 2 de octubre, Havyard dijo que 17 personas habían sido diagnosticadas con el virus de las 200 analizadas.

Hasta hoy, el número de casos ha saltado a 75 con 495 probados, según Havyard.

«Para prevenir una mayor propagación del virus y controlar la situación, el municipio de Hyllestad ha decidido hoy, de acuerdo con la Ley de Control de Infecciones, mantener el negocio de astilleros cerrado hasta el 19 de octubre de 2020. Tal decisión puede ser extendida hasta que se considere seguro reabrir la producción», dijo Havyard en un comunicado.

El astillero de Leirvik, Noruega, pertenece a New Havyard Ship Technology AS, una subsidiaria de Havyard Group ASA. Según el sitio web de la empresa, el astillero completa alrededor de cuatro a seis nuevas construcciones por año y emplea de 400 a 500 empleados y subcontratistas.

El retraso actual de Havyard es de seis buques, incluidos tres buques de transporte de pescado vivo y tres buques de operaciones de servicio de parques eólicos (SOV), según su sitio web.

La actualización de hoy dice que es «previsible» que la ampliación del cierre lleve ahora probablemente a un retraso en las entregas, y cualquier retraso dependerá del alcance del cierre y de las medidas que se puedan aplicar para compensar el tiempo de producción perdido.