Un tribunal ucraniano ordenó la incautación oficial de un petrolero ruso que fue capturado la semana pasada porque según las autoridades había participado en un incidente naval el año pasado, declaró un fiscal militar.

El tribunal de Odesa (sur) «confiscó dicho buque», dijo el fiscal Anatoli Matios. «Lo hicimos legalmente», añadió. El servicio de seguridad de Ucrania (SBU) había detenido al petrolero ruso cuando ingresó al puerto de Izmail, en la región de Odesa, la semana pasada.

Los investigadores incautaron documentos a bordo e interrogaron a sus 10 tripulantes, que luego fueron liberados y pudieron regresar a Rusia. En noviembre, Rusia abrió fuego contra tres buques de la marina ucraniana mientras intentaban atravesar el estrecho de Kerch desde el Mar Negro hasta el Mar de Azov.

Ucrania dice que el petrolero ruso fue utilizado para bloquear el paso a sus buques en esa confrontación, el choque abierto más peligroso entre los dos países en los últimos años.

Por www.dw.com en español