Una empresa británica ha presentado un nuevo diseño conceptual para un barco comercial que utiliza una combinación de asistencia eólica, energía solar y captura de carbono para lograr un nivel de emisiones «verdaderamente cero».

Windship Technology llama a su diseño:

«El Tesla de los mares», con un aparejo de tres alas de 48 metros de altura que puede guardarse en cubierta para facilitar la navegación en vías navegables de altura restringida. Su sistema de propulsión diésel-eléctrica también incorporará grandes paneles solares, captura de carbono, un casco optimizado y un software especializado de enrutamiento meteorológico en el paquete de diseño general para eliminar el CO2, el NOX, el SOX y las partículas hasta llegar a «True Zero».


El diseño, aplicable actualmente a graneleros y petroleros, fue desarrollado por el Director Técnico de Windship Technologies, Simon Rogers, cuyo equipo probó el diseño en la renombrada Unidad Wolfson de la Universidad de Southampton.

El enfoque holístico demostrado en esta solución, en la que se combinan la energía eólica, la energía solar y la reducción de las emisiones nocivas de los gases de escape hasta llegar a cero, significa que por fin existe una solución de diseño que la Organización Marítima Internacional puede defender para cumplir sus requisitos de un transporte marítimo con «al menos» cero emisiones de carbono», dijo Philip Wilson, antiguo profesor de dinámica naval en el Departamento de Ciencias Navales de la Universidad de Southampton.

Windship también se ha asociado con la sociedad internacional de clasificación DNV para seguir desarrollando su concepto.

«Trabajar con DNV es un paso importante para demostrar la condición de cero emisiones. El sector no puede quedarse de brazos cruzados por más tiempo. El tiempo corre y la normativa obligará a adoptar un nuevo enfoque a un sector que tradicionalmente se muestra reacio al cambio. El transporte marítimo no está preparado para el futuro. El transporte marítimo y las compañías petroleras son las únicas industrias importantes que siguen aumentando sus emisiones y deben cambiar y pensar de forma diferente si quieren tener alguna esperanza de alcanzar los objetivos de emisiones establecidos por la ley».

Per Marius Berrefjord, Vicepresidente Senior de DNV, dijo lo siguiente sobre la tecnología:

«Estamos encantados de trabajar con profesionales tan experimentados de Windship Technology en un proyecto que tiene como objetivo ayudar a transformar toda la industria del transporte marítimo a True Zero. Trabajaremos estrechamente con el equipo del proyecto de forma totalmente transparente, ya que ahora iniciamos el trabajo para establecer un modelo de simulación que nos ayudará a verificar la capacidad de reducción de emisiones de GEI de la tecnología. También estamos preparando un HAZID que verificará la seguridad y operatividad de los buques con la tecnología Windship instalada. A estas actividades les seguirán otras de verificación a medida que avance el proyecto. Windship está suministrando información de forma totalmente transparente, y DNV garantizará un proceso de verificación exhaustivo. Estamos deseando profundizar en la interesantísima tecnología presentada por Windship».