La empresa de formación digital marítima Tapiit Live lanzará un nuevo curso de formación en salud mental para marinos que se impartirá en directo tanto en tierra como en mar abierto, especialmente para los marinos que se han quedado varados a bordo de los buques debido a la pandemia de coronavirus (Covid-19).

El curso de formación en salud mental para marinos en vivo, primero en su género, se pondrá en marcha en vísperas del Día Mundial de la Salud Mental, el 10 de octubre.

Las sesiones serán los primeros cursos de salud mental que se impartirán en vivo y en directo tanto en tierra como en mar abierto. La formación en los buques es posible gracias al nuevo acuerdo de Tapiit Live con el proveedor de comunicaciones por satélite Inmarsat, que permite la formación en directo a casi 10.000 buques. Además, los cursos serán transmitidos en vivo y en directo desde la costa a las instalaciones de formación de las empresas y a los hogares de los marinos.

«Los marinos suelen vivir en condiciones de hacinamiento, lo que sabemos que puede repercutir en el bienestar mental, por lo que el punto principal del curso es sacar a la gente de sus camarotes y llevarlos a los comedores donde puedan interactuar», dijo Richard Turner, director ejecutivo de Tapiit Live.

«La diferencia importante en lo que hacemos es que no se trata de un webinar o de un e-learning, sino que intentamos crear un entorno de clase en el que el conferenciante se relaciona con los participantes cada cinco minutos y éstos se sienten capaces de interactuar. Nada es mejor que el aprendizaje en el aula y, si bien el aprendizaje electrónico es eficaz, la transmisión en directo es mejor, ya que garantiza que los marinos puedan participar activamente con el tutor en tiempo real o a través de un chat privado», explicó Turner.

El nuevo paquete de entrenamiento se titula «Bienestar mental en el mar en tiempos de incertidumbre», con un curso de una hora sobre el bienestar de los que están a bordo, incluyendo tres minutos de técnicas de respiración para tratar la ansiedad.

El curso será dirigido por el Dr. Glynn-Williams, que permanecerá en línea durante una hora más después de que la clase haya terminado para que los marinos puedan acercarse a ella individualmente si lo desean.

Aunque el curso no está pensado como una sesión clínica, la Dra. Glynn-Williams podrá remitir a las personas a una red de asistencia de salud mental adicional si lo considera necesario.

Tapiit Live dijo que también ofrece un curso de Bienestar para Líderes que reconoce que una salud mental fuerte debe venir de arriba.

«Los marinos son una comunidad muy resistente y rara vez se habló de la salud mental durante mi carrera de marino. Como director de cadetes durante varios años, perdí a varios cadetes por suicidio, lo que se debió a que no se hablaba y a que la comunicación se interrumpió por completo», recordó Lee Clarke, director de proyectos de Tapiit Live.

«Queremos derribar estas barreras, lo cual es un paso enorme para los marinos, y ha sido tranquilizador verlos abrazar esto ya. Mi estancia más larga en el mar fue de seis meses, por lo que no puedo imaginar lo que algunos de estos marinos están pasando con los cambios de tripulación que tardan tanto, a veces más de un año, y las naciones marítimas que cierran sus fronteras. Estas personas son el pilar de nuestras comunidades, entregando todo para que podamos llenar nuestros coches con gasolina o entrar en Tesco y hacer la compra mientras hemos estado en casa aislados, por lo que es enormemente importante que nos concentremos en su bienestar», dijo Clarke.

Según las estimaciones de la OMI, cada mes hay hasta 300.000 marinos que requieren vuelos internacionales para permitir el cambio de tripulación. Además, alrededor de 70.000 tripulantes de cruceros están actualmente a la espera de ser repatriados.

La mayoría de los marinos trabajan con un contrato típico de 11 meses, pero muchos han estado en el mar hasta 15 meses debido a la pandemia, trabajando una media de 10-12 horas al día.

La organización benéfica Human Rights at Sea dijo que los marinos se enfrentan al aislamiento, a la interrupción del sueño y al agotamiento, ya que una encuesta reciente reveló que uno de cada cinco marinos había pensado en autolesionarse.