El proveedor de servicios marítimos noruego Subsea 7 ha conseguido un importante contrato para la instalación del sistema de cable submarino en un proyecto de parque eólico marítimo en Taiwán.

La planificación del proyecto comenzará inmediatamente y se espera que las actividades en alta mar comiencen en el 2023.

El contrato está sujeto a una decisión final de inversión por parte del cliente, y está valorado entre 50 y 150 millones de dólares.