SK Chemicals, de Corea del Sur, ha comenzado las pruebas de mezcla de biodiésel con combustibles derivados del petróleo para crear fuel-oil bajo en azufre (LSFO) para el transporte marítimo, en vista de la próxima regulación de la OMI 2020.

SK Chemicals, fabricante de biocombustibles, también está considerando aumentar su producción de biocombustibles en un 50%, ya que cree que habrá un nuevo mercado de demanda proveniente del sector naviero, según An Jung-bum, jefe del negocio de energía y petroquímica de la compañía.

«Vemos que habrá grandes necesidades de biocombustibles marinos porque están libres de azufre y eso nos da una ventaja a los biocombustibles», dijo An, según informó Reuters.

Explicó que los biocombustibles pueden utilizarse para aumentar la lubricidad de los nuevos combustibles marinos, reemplazando el azufre como lubricante.

«Sin embargo, necesitamos directrices y legislación claras (de la OMI) sobre las propiedades de los biocombustibles marinos, como la viscosidad, para prepararnos mejor (para la demanda)», dijo An.

SK Chemicals produce alrededor de 500.000 kilolitros al año de biodiesel y aceite de biocombustible, que actualmente se utiliza principalmente para la mezcla de combustibles para el transporte nacional y la generación de energía.

El año pasado, la empresa inició sus exportaciones con unos 20.000 kilolitros de biodiésel enviados a Europa.

En la actualidad, la empresa está estudiando la posibilidad de ampliar su capacidad en función de las condiciones del mercado nacional e internacional.

«Estamos planeando como pensamos que el mercado de los biocombustibles marinos crecerá», dijo An.