El ente regulador en México aprobó el jueves los planes de exploración para cuatro áreas de Costa Afuera operadas por Royal Dutch Shell, después de haber dado luz verde a otras cinco a principios de esta semana, comprometiendo al gigante petrolero a invertir por lo menos 791 millones de dólares.

Los planes estipulan que la compañía anglo-holandesa podría invertir hasta 1.060 millones de dólares en los cuatro bloques, la mayoría dedicados a la perforación de al menos seis nuevos pozos.

Uno de los bloques se encuentra en la Cuenca de Perdido, que se extiende a ambos lados de la frontera marítima entre México y Estados Unidos en el Golfo de México, mientras que los otros tres se encuentran más al sur.

El martes, la Comisión Nacional de Hidrocarburos, o CNH, aprobó los planes de exploración de Shell para otras cinco áreas de aguas profundas en las cuencas, que incluían compromisos de inversión de al menos 397 millones de dólares y hasta 1.316 millones de dólares.

En conjunto, Shell podría invertir hasta 2.400 millones de dólares en las nueve áreas de aguas profundas durante los próximos cuatro años y perforará al menos 13 pozos en los proyectos.

No se espera que los bloques comiencen a producir petróleo y gas hasta 2026 como mínimo, dijo el Comisionado de la CNH, Sergio Pimentel.

Shell obtuvo los derechos de exploración y producción de los nueve bloques de aguas profundas en una subasta realizada por la CNH a principios de 2018.

Por: www.oilandgaspeople.com