Por William Mathis (Bloomberg) -Royal Dutch Shell Plc y la unidad ScottishPower de Iberdrola SA se han unido para construir lo que podrían ser los mayores parques eólicos del mundo que floten en el mar.

Las empresas han presentado propuestas para múltiples proyectos flotantes frente a la costa de Gran Bretaña como parte del proceso de Escocia para arrendar su lecho marino a los promotores de energías renovables, según un comunicado. Las ofertas de los promotores pueden ser para proyectos eólicos fijos o flotantes.

El proceso de arrendamiento de Scotwind por parte de Crown Estate Scotland está atrayendo a algunos de los nombres más importantes del mundo en materia de energías renovables. El mayor promotor de energía eólica marina del mundo, Orsted A/S, ha declarado que se asociará con Falck Renewables y BlueFloat Energy para presentar una oferta, mientras que TotalEnergies SE se une a la unidad GIG de Macquarie y al Grupo de Desarrollo de Infraestructuras Renovables de Escocia.

Otros licitadores son una empresa conjunta de Eni SpA con Red Rock Power Ltd. de SDIC y una asociación entre SSE Plc, Copenhagen Infrastructure Partners y Marubeni Corp.

El viernes es el último día para que los licitadores presenten sus propuestas para la ronda de los fondos marinos escoceses. Los resultados del proceso se esperan a principios del próximo año.

El concurso es diferente a uno similar en Inglaterra, donde en una subasta a principios de año los promotores acordaron pagar más de 1.000 millones de dólares al año por el derecho a construir las centrales de energía renovable en el mar. En Escocia, los adjudicatarios pagarán una cuota única.

Como no será posible superar la oferta de la competencia, los promotores tendrán que destacar en función de factores como la capacidad, la experiencia y los recursos financieros. No está claro qué combinación de atributos decidirá Escocia que son necesarios para una oferta ganadora.

«Aspectos como la capacidad y la experiencia son difíciles de evaluar en el caso de la energía eólica flotante, ya que hay un número limitado de partes con experiencia en el desarrollo de proyectos», afirma Imogen Brown, analista de energía eólica marina de BloombergNEF. «Están surgiendo muchas de estas asociaciones para intentar reforzar las solicitudes».

Las empresas que ganen tendrán la oportunidad de ocupar una posición de liderazgo mundial como promotoras de parques eólicos flotantes. La tecnología flotante podría ampliar drásticamente el potencial de la energía eólica marina a aguas demasiado profundas para las estructuras tradicionales que se fijan al lecho marino. Hasta ahora sólo hay unos pocos proyectos de demostración, pero podría ser una importante fuente de energía limpia para lugares como California, Corea del Sur y Japón.