Mediante un trabajo integrado y planificado entre el Servicio Nacional de Aduanas, el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG), las autoridades de salud, el Agente de Aduanas, el embarcador y Empormontt, hace unos días se concretó el envío de 11.250 vaquillas vivas desde Puerto Montt hacia el mercado asiático.

Se trata de la tercera de cuatro exportaciones programadas desde la capital de la Región de Los Lagos, sur de Chile, y corresponde el más grande embarque de este tipo en la historia del comercio exterior chileno y un hito relevante para la necesaria reactivación económica en el contexto de pandemia que se está viviendo actualmente en el país.

Pablo Elvenberg, director regional de la Aduana Regional de Puerto Montt, señaló que «se establecieron todos los protocolos sanitarios definidos por las autoridades de salud, para el adecuado control de las mercancías de exportación y resguardo de los funcionarios que intervienen en la línea, trabajando en forma coordinada con los otros servicios públicos y empresas que intervinieron en todo el proceso del embarque, que se extendió durante 5 días».

El total de la carga correspondió a 4.035.776 kilos con un valor de US$9.541.255,38 y el traslado se realiza a través de una de las pocas naves construidas especialmente para este tipo de traslados, la «MV Anna Marra» que tienen una capacidad estimada para 20.000 cabezas de ganado. El puerto de destino fue Lianyungang en China.

Además del ganado de crianza para producción de leche y carne, para la mantención del ganado vivo es un trayecto que demandará entre 30 a 35 días de navegación se debieron tramitar aduaneramente diversos insumos: 302.500 kilos de alimento concentrado (pellets), por el total de US$95.876,46; 338.800 kilos de heno para forraje, por US$107.381,62 y 234.232 kilos de viruta de madera, por US$62.328,58.

El director regional destacó «el desarrollo y aplicación de estrategias diferenciadas para una fiscalización ágil e inteligente sobre las mercancías e insumos, coordinando con la Agencia Aduanera las acciones necesarias que permitieron agilizar el control de las operaciones aduaneras de exportación, en función del despacho documental anticipado y facilitación en el aforo de mercancías, sustentadas en la Resolución 1.179 de nuestra Dirección Nacional, del 18 de marzo de 2020, que estableció medidas de facilitación de comercio exterior para este período de contingencia provocado por la pandemia”.