Los senadores estadounidenses anunciarán esta semana un proyecto de ley que amplía las sanciones sobre el Nord Stream 2 de Rusia, un gasoducto de gas natural hacia Alemania al que se oponen muchos en Washington, quienes dicen que estrecharía el control político y económico de Moscú sobre Europa, dijeron el miércoles los asistentes del Senado.

La Ley de Protección de la Seguridad Energética de Europa, cumple con la legislación firmada por el Presidente Donald Trump a finales del año pasado. Después de que se convirtió en ley, la compañía suizo-holandesa Allseas detuvo inmediatamente los trabajos submarinos del gasoducto, que tiene como objetivo duplicar la capacidad de una línea existente que envía gas ruso a Alemania.

Ahora es probable que se utilicen dos buques de propiedad rusa para el tendido de tuberías para terminar las 100 millas (160 km) restantes del proyecto, dirigido por la empresa estatal de gas Gazprom.

El Nord Stream 2, que enviaría gas bajo el Mar Báltico, podría ser lanzado a finales de 2020 o principios del próximo año, ha dicho el presidente ruso Vladimir Putin.

El portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, dijo el 28 de mayo que Moscú consideraba que las sanciones eran contradictorias con el derecho internacional.

Muchos políticos y empresas energéticas de Alemania apoyan el Nord Stream 2 porque el país, la mayor economía de Europa, necesita un suministro constante de gas mientras trata de despojarse del carbón y la energía nuclear.

La nueva legislación, encabezada por los senadores Ted Cruz, republicano, y Jeanne Shaheen, demócrata, ampliaría las sanciones para incluir penalizaciones a las partes involucradas en las actividades de tendido de tuberías, y a las partes que proporcionan servicios de suscripción, seguros o reaseguros para los buques.

«El Congreso debe una vez más tomar medidas decisivas y mantenerse en el camino de este oleoducto», dijo Shaheen.

Cruz dijo que el proyecto de ley «deja claro que los involucrados con los buques que instalen el oleoducto se enfrentarán a sanciones paralizantes e inmediatas».

El proyecto de ley, que debe ser aprobado por ambas cámaras del Congreso y firmado por Trump antes de convertirse en ley, también añade sanciones a las empresas que prestan servicios o instalaciones a los buques, incluidos los equipos de soldadura y la adaptación o el amarre de los buques.

Nord Stream 2 no respondió inmediatamente a una solicitud de comentarios.