2020- como si no bastara con el impacto de la pandemia mundial y a las dificultades financieras derivadas de las cuarentenas y la baja demanda- terminó con el incidente del portacontenedores «ONE APUS», que perdió cerca de 1.900 contenedores en el mar, mientras navegaba en condiciones climáticas adversas. Además, muchos otros colapsaron a bordo de la cubierta, aumentando el número de unidades perdidas o dañados en dicha nave.

XChange, también recuerda el caso del portacontenedor «Evergreen Machine» que también se encontró con mal tiempo en diciembre frente a la costa de Japón. El buque perdió 36 contenedores en el mar. Así como también contabilizó varios contenedores dañados en el propio buque.

Sin duda, el mal tiempo juega un papel importante en el daño y la pérdida de contenedores de transporte cada año. Sin embargo, no es el único elemento. Otros factores importantes son la mala estiba y la supervisión y el manejo inadecuado de las unidades.

A pesar del riesgo de que los contenedores se dañen y pierdan, su aseguramiento seguro de los suele ser una esfera olvidada o tal vez, simplemente, dejada de lado. En muchos casos, la carga es lo que está en el punto de mira. Sin embargo, es crucial darse cuenta de que el seguro de la carga y el seguro de los contenedores son dos cosas diferentes.

El seguro de carga cubre la carga dentro del contenedor, mientras que el seguro de contenedor, por otro lado, cubre el equipo en sí mismo. Los contenedores están lejos de ser baratos de reemplazar. Por eso, tener que pagar el valor total del contenedor rápidamente puede convertirse en una gran desventaja financiera, comentan desde XChange.

Digitalización y disminución de riesgos

A medida que la industria marítima se digitaliza, también surgen nuevas herramientas que permiten minimizar el riesgo de pérdida de los contenedores de transporte.

Con los acontecimientos de diciembre, e incluso de los últimos años, se puede ahorrar una gran cantidad de dinero si los operadores de buques portacontenedores encuentran una forma de evitar el mal tiempo. Ahí es donde entran en escena especialmente los productos de previsión meteorológica y de movimiento de los buques. Ambas herramientas pueden ayudar a evitar algunas de las pérdidas marítimas multimillonarias que se han presenciado durante ya muchos años.

Hoy en día, muchos buques portacontenedores se apilan más alto y con más carga. Los buques también aumentan su tamaño cada año. Estas cosas hacen que sea más importante que nunca evitar las peores condicione del tiempo. En los últimos años, la tecnología y los datos, que analizan las corrientes, las olas y el nivel del mar, han mejorado significativamente. Este desarrollo ayuda a los operadores de buques a reducir el riesgo de encontrarse con las peores condiciones climáticas. De esta manera, se hace más fácil mantener a la tripulación y la carga a salvo.

Sin embargo, a partir de hoy, la gran minoría de los buques hacen uso de estas nuevas herramientas digitales. Incluso si estos productos fueran más comunes, los expedidores seguirían arriesgándose a que sus contenedores terminen en el fondo del mar. O severamente dañados. Por eso es una buena idea pensarlo dos veces antes de optar por el seguro de los contenedores.