Sin duda una de las preguntas más recurrente en la industria marítima es ¿cuánto tiempo durará la situación actual del transporte marítimo de contenedores, con el aumento de las tarifas y la escasez de contenedores? Lars Jensen, CEO de Sea Intelligence Consulting, respondió esta consulta en entrevista con Shipping and Freight Resource.

«Parece que estamos en un momento de máximo impacto. La disponibilidad de equipos parece mejorar lentamente, mientras que la congestión de los puertos es una cuestión más problemática. En el mejor de los casos, tardará un mes en resolverse, pero en algunos lugares podría tardar más», proyectó el consultor.

En cuanto a cuál sería el factor más importante que contribuyó al actual escenario en el sector, Jensen, fue claro: «La pandemia provocó la fuerte caída de la demanda en primavera, que interrumpió todos los flujos, y el fuerte auge de la demanda en los últimos meses, que también se debe a la pandemia: como la gente no puede viajar, ir a fiestas, comer fuera, etc., se queda en casa y se gasta el dinero comprando cosas».

Respecto a la línea naviera que ha tenido más éxito a la hora de sortear los problemas que le ha planteado el sector: Covid-19, caída de los fletes, reducción de los volúmenes, capacidad, disciplina financiera y escasez de equipos, Jensen indicó que:

«todas las principales han sorteado muy bien la pandemia, especialmente en lo que se refiere a evitar una caída del mercado en el primer semestre de 2020». Explicó además que los recientes incrementos extremos de tarifas son, por supuesto, buenos para sus resultados financiero, pero que «también están erosionando significativamente las relaciones con los clientes que tienen y podrían crear problemas en 2021».

Crisis de tripulaciones

En cuanto a la crisis que afecta a la gente de mar varada en sus naves a causa de la pandemia, el experto de SeaIntelligence indicó que:

«No tengo una buena opinión sobre una solución, aparte de lo obvio: la gente de mar tiene que ser considerada como ‘infraestructura crítica'».

Respecto a cuanto ha cambiado el sector del transporte marítimo de contenedores y las alianzas si no se hubiera producido la quiebra de Hanjin, Jensen indica que de cualquier forma el sector estaba en vías de consolidación. «Si Hanjin no hubiera quebrado, no me sorprendería que en algún momento de recesión financiera del sector se hubieran fusionado con HMM (aunque ni a Hanjin ni a HMM les gustaría, pero podría haber sido necesario para mantenerse)».

Finalmente, acerca de en qué punto se encuentra el sector en sus intentos de digitalización, Lars Jensen señaló claramente que:

«Bastante lejos» y añadió que aún así «muchas grandes líneas han podido enviar a casa entre el 50 y el 75% de su personal de un día para otro, y aun así la mayoría de las cadenas de suministro del mundo seguían funcionando bien».