El Secretario General de la OMI subraya la necesidad vital de mantener el comercio por vía marítima y proteger el bienestar de la gente de mar ante los bloqueos por el coronavirus.

El Secretario General de la OMI, Kitack Lim, ha emitido la siguiente declaración sobre el efecto de la pandemia de coronavirus en la industria del transporte marítimo y la cadena de suministro mundial.

«La propagación del coronavirus ha puesto al mundo entero en una situación sin precedentes. Para frenar la propagación de la enfermedad y mitigar sus efectos, se están reduciendo los viajes y cerrando las fronteras. Los centros de transporte se están viendo afectados. Se están cerrando los puertos y se está negando la entrada a los barcos.

En estos tiempos difíciles, la capacidad de los servicios de transporte marítimo y de la gente de mar para entregar bienes vitales, incluidos los suministros médicos y los alimentos, será fundamental para responder a esta pandemia y, con el tiempo, superarla.

Por lo tanto, es de crucial importancia que el flujo de comercio por mar no se vea interrumpido innecesariamente. Al mismo tiempo, la seguridad de la vida en el mar y la protección del medio ambiente marino también deben seguir siendo primordiales.

Uno de los objetivos de la OMI, como se establece en su Convenio, es asegurar la disponibilidad de servicios de transporte marítimo para el comercio mundial, en beneficio de la humanidad. Insto a todos los Estados miembros de la OMI a que tengan esto en cuenta al formular sus decisiones de política con respecto al coronavirus. La derrota del virus debe ser la primera prioridad, pero el comercio mundial, de manera segura, protegida y respetuosa con el medio ambiente debe poder continuar también.

Debemos recordar los cientos de miles de marinos en los buques. Ellos están, sin saberlo, en la primera línea de esta calamidad mundial. Su profesionalismo asegura que los bienes que todos necesitamos sean entregados de manera segura y con un impacto mínimo en nuestro preciado medio ambiente. Se trata de personas, por lo general lejos de su hogar y su familia. Su propia salud y bienestar es tan importante como la de cualquier otra persona.

Una vez más, insto a que se adopte un enfoque práctico y pragmático, en estos tiempos inusuales, en cuestiones como el cambio de tripulación, el reabastecimiento, las reparaciones, la inspecciones, la certificación y la concesión de licencias a la gente de mar.

Junto con nuestros socios del sector y nuestros colegas de la Organización Mundial de la Salud, la OMI ha venido elaborando y emitiendo asesoramiento práctico y orientación sobre diversas cuestiones técnicas y operacionales relacionadas con el coronavirus. Puede encontrarlos en nuestro sitio web, y los iremos actualizando a medida que la situación evolucione.

Iniciaré personalmente una serie de reuniones y consultas con los dirigentes de la navegación, los puertos y otros sectores clave relacionados para que todos podamos comprender mejor los problemas a los que nos enfrentamos y elaborar soluciones sensatas, prácticas y unificadas.

He hablado muchas veces de nuestro «viaje juntos». Nunca el espíritu de esas palabras ha sido más importante que ahora».