Seaspan Corporation, propietaria y operadora de buques portacontenedores con sede en Hong Kong y filial de Atlas Corp, ha encargado al constructor naval surcoreano Samsung Heavy Industries (SHI) diez portacontenedores de 15.000 TEU alimentados con GNL.

Los nuevos buques serán alquilados a la empresa israelí de transporte de contenedores ZIM Integrated Shipping Services (ZIM) y servirán para el comercio entre Asia y la Costa Este de Estados Unidos.

Según se ha informado, se prevé que los portacontenedores comiencen a entregarse en el primer semestre de 2023, iniciando después los fletamentos de 12 años.

«Nuestro compromiso con los principios ESG, la reducción de las emisiones de carbono y el desarrollo de nuestra flota a través de tecnologías cada vez más respetuosas con el medio ambiente se ve reflejado en nuestra primera inversión con gas natural licuado», comentó Bing Chen, presidente y consejero delegado de Seaspan.

«Estamos ampliando el alcance de nuestras soluciones para los clientes al elevar nuestro enfoque en la reducción del impacto de las emisiones, que será el resultado de la adopción y la adición de los buques propulsados por GNL a nuestra flota. Como hemos ejecutado una financiación vinculada a la sostenibilidad que es paralela a esta ampliación de la flota, estamos decididos a contribuir a una comunidad empresarial más ecológica en el futuro.»

A 30 de septiembre de 2020, la flota global de Seaspan constaba de 127 buques y aproximadamente 1.073.000 TEU. Desde diciembre de 2020, e incluyendo los portacontenedores de GNL anunciados hoy, Seaspan ha encargado 17 buques de nueva construcción, incluyendo cinco de 12.200 TEU, dos de 24.000 TEU, y los diez de GNL de doble combustible de 15.000 TEU, que añadirán una importante capacidad nueva de 259.000 TEU a la flota.

Seaspan firma un fletamento a largo plazo con ZIM
Por otra parte, ZIM ha anunciado un acuerdo estratégico para el fletamento a largo plazo de los diez buques ecológicos.

«Se trata de un acuerdo que marca un hito para ZIM, valorado en más de mil millones de dólares, y que nos permite alcanzar dos importantes objetivos estratégicos», señaló Eli Glickman, presidente y consejero delegado de ZIM.

«En primer lugar, estos … buques nos permitirán satisfacer la creciente demanda del mercado en el comercio entre Asia y la Costa Este de EE.UU. … En segundo lugar, en línea con nuestros valores fundamentales de sostenibilidad, la inversión en buques «verdes» alimentados por GNL demuestra nuestro compromiso continuo … en el tratamiento de las cuestiones ambientales relacionadas con nuestra industria, satisfaciendo la demanda de los clientes para reducir las emisiones de CO2, ayudando a preservar el aire limpio y reduciendo nuestra huella de carbono.»

«Esta transacción significa el compromiso tanto de ZIM como de Seaspan con los principios ESG, la reducción de carbono y la resolución de contribuir a una comunidad empresarial más verde en el futuro», señaló Chen.