La coalición mundial de industrias multisectoriales SEA-LNG ha anunciado los resultados de su último estudio de inversión independiente que destaca los beneficios comerciales del GNL como combustible marino para un nuevo buque de 210.00 toneladas de peso puerto que transportara mineral, navegando desde Australia a China.

El estudio ilustra el fuerte retorno de la inversión para el GNL como combustible marino sobre una base de Valor Actual Neto (VAN) en un horizonte conservador de 10 años. El análisis de la modelización se ve reforzado por los períodos de recuperación de la inversión de dos a cuatro años del nuevo buque Capesize en este importante espacio de comercio de minerales.

Las principales conclusiones del estudio fueron:

  • El GNL ofrece un rendimiento superior de la inversión sobre una base de VAN de varios millones de dólares en comparación con los combustibles convencionales que cumplen con los requisitos en todos los escenarios de combustible investigados.
  • La inversión en motores y sistemas de combustible de GNL se recupera en un plazo de dos a cuatro años.

SEA-LNG encargó el estudio siendo este el cuarto de una serie de evaluaciones de inversión por el experto en simulación y análisis Opsiana. Es la continuación de serie de estudios que abarcan un buque portacontenedores de 14.000 TEU que opera en la ruta marítima entre Asia y la costa occidental de los Estados Unidos, un estudio dual que examina un buque portacontenedores de 8.000 TEU en el comercio del Pacífico y un buque más pequeño de 6.500 TEU en el comercio del Atlántico, y un gran petrolero de 300.000 toneladas de peso muerto que navega desde el Golfo Arábigo hasta Asia.

Los beneficios de la inversión se calcularon dentro de los marcos tradicionales sin incluir los importantes beneficios adicionales y el valor de marca obtenidos al elegir el GNL como un combustible marino más ecológico que, según SEA-LNG, podría valer cientos de millones de dólares en toda la flota mundial de Capesize.