Se prevé que las tarifas al contado de los buques petroleros se vean afectadas negativamente a finales de este año y hasta el 2021, aunque las bases de la oferta de los buques petroleros pueden proporcionar un contrapeso positivo, según Teekay Tankers. La nueva distribución de los buques de almacenamiento flotante en la flota del comercio al contado puede ejercer presión sobre las tarifas.

Teekay Tankers observó que se prevé que los recortes de la oferta de la OPEP+ se mantengan durante todo el año 2020 y hasta 2021, aunque la OPEP+ ha indicado que los recortes pueden reducirse con el tiempo.

«A medida que la oferta y la demanda mundial de petróleo se ajustan, podemos ver surgir un período de desabastecimiento de los inventarios de petróleo, lo que puede frenar la demanda de los buques tanqueros a medio plazo», escribió Teekay Tanker.

Sin embargo, las bases de la oferta de buques petroleros ofrecen un contrapeso con una cartera de pedidos de tanqueros mucho más baja que en períodos anteriores.

La cartera de pedidos de buques tanqueros, medida como porcentaje de la flota existente, se encuentra actualmente en un mínimo en 23 años; alrededor del 8%. Esto se compara con una cartera de pedidos de aproximadamente un 20% en el pico del pasado ciclo del mercado en el 2015, mientras que poco menos del 50% en el 2008.

«Los pedidos de nuevos buques siguen siendo bajos debido a las limitaciones de financiación y a la incertidumbre sobre el tipo de combustible y el sistema de propulsión a elegir, dados los nuevos desarrollos tecnológicos y la futura legislación medioambiental, como la OMI 2030», comentó Teekay Tankers.

«Por último, la flota mundial de buques petroleros está envejeciendo, con 370 buques de tamaño medio, o el 19% de la flota, que en la actualidad tienen 15 años o más, y por lo tanto es probable que se enfrenten al desguace en los próximos años. Teniendo en cuenta todos estos factores, se prevé que el crecimiento neto de la flota de petroleros será muy bajo durante al menos los dos próximos años».

A corto plazo, Teekay Tankers prevé que las tarifas seguirán siendo volátiles debido a un desajuste continuo entre la oferta y la demanda de petróleo y a la necesidad constante de almacenamiento flotante.

«Las perspectivas a mediano plazo son mucho menos seguras, y un período de menor oferta de petróleo junto con la reducción de las existencias puede pesar sobre la demanda de los petroleros. Sin embargo, un crecimiento muy bajo de la flota de buques tanqueros debido a una cartera de pedidos pequeña y un alto nivel de desguace puede dar lugar a un reequilibrio más rápido que en ciclos de mercado anteriores», añadió.