En los Países Bajos se ha puesto en marcha un proyecto de investigación sobre la instalación y el desmantelamiento sostenibles de los monopilotes XXL para las grandes turbinas eólicas marinas de nueva generación.

La Agencia Empresarial de los Países Bajos (RVO) aportará 4 millones de euros para apoyar el proyecto, denominado Instalación Sostenible de Monopilotes XXL (SIMOX), y las empresas participantes invertirán 2 millones de euros.

El proyecto, de tres años de duración, tiene como objetivo disponer de tecnologías innovadoras para la instalación de grandes aerogeneradores en un plazo de cinco años, probando múltiples técnicas que permitan la instalación y el desmantelamiento de monopilotes XXL de forma sostenible, rentable y aceptable desde el punto de vista social y medioambiental.

El proyecto forma parte del programa GROW y está dirigido por el equipo del profesor Andrei Metrikine de la Universidad Tecnológica de Delft (TU Delft).

Los socios del proyecto son Boskalis, Delft Offshore Turbine, Deltares, Royal IHC, RWE, Seaway 7, Shell, Sif Netherlands, TNO, TU Delft y Van Oord (todos ellos parte del consorcio GROW), y CAPE Holland, GBM Works y Siemens Gamesa Renewable Energy.

Deltares y TNO participarán activamente en la campaña de investigación y pruebas. Los contratistas de alta mar Van Oord, Boskalis y Seaway 7 dirigirán las pruebas en tierra y cerca de tierra, con el apoyo de DOT (Delft Offshore Turbine), mientras que los fabricantes de equipos Sif, IHC IQIP, CAPE Holland y GBM Works proporcionarán los monopilotes y las tecnologías de instalación.

Los aspectos operativos serán supervisados y evaluados por Shell, RWE y Siemens Gamesa Renewable Energy. Por último, el proyecto contará con la participación de las partes interesadas del medio ambiente y de la economía regional en una fase temprana.

«SIMOX es único en su enfoque integral para comprender y evaluar múltiples tecnologías en condiciones similares y controladas. Las pruebas con monopilotes a escala se llevarán a cabo en laboratorios, en dos emplazamientos en tierra y en un emplazamiento cercano a la costa. Este es también un buen ejemplo de cómo quiere (co)operar el consorcio GROW: un esfuerzo conjunto para abordar un reto que es relevante para la industria eólica marina en su conjunto», dijo David de Jager, director de GROW.