El 23 de marzo de 2020, el anuncio del Primer Ministro Narendra Modi de un bloqueo de 21 días en todo el país para romper la cadena de infección resultante de la enfermedad coronavirus (COVID-19) creó confusión en cuanto a su naturaleza y desencadenó un pánico nacional para comprar productos esenciales. La aglomeración masiva de gente alrededor de las tiendas llevó al Primer Ministro y al Ministerio del Interior a aclarar que el cierre no iba a afectar, entre otras cosas, al transporte de todos los bienes, esenciales y no esenciales.

Curiosamente, esta pandemia ha suscitado la solidaridad y la gratitud hacia la valiente y desinteresada labor de los profesionales de la salud y los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley, pero se ha expresado poca o ninguna admiración por el papel crucial que desempeña la industria del transporte marítimo para garantizar la disponibilidad de bienes esenciales para satisfacer las necesidades nacionales e internacionales.

La industria del transporte marítimo es fundamental para la cadena de suministro mundial debido a su eficiencia y eficacia en función de los costos para facilitar el transporte de más del 80% del comercio mundial. Además, la industria del transporte marítimo tiende no sólo al transporte de mercancías sino también al tránsito de pasajeros. Además, la industria es una de las más reguladas, en la que los buques están sujetos al mandato y la inspección del Estado de abanderamiento, el Estado ribereño y el Estado del puerto, aunque en proporciones diferentes y sobre una multitud de cuestiones, incluida la salud pública.