Los procedimientos operativos estándar (SOP) se han modificado en el puerto de desguace de Alang, en la India, desde que se encontró un caso positivo de COVID entre los miembros de la tripulación del astillero.

Se ha introducido el «aislamiento del buque» en el puerto, donde se permitiría a los marinos que tuvieran síntomas de COVID-19 ponerse en cuarentena a bordo del buque, en lugar de desembarcar. Un médico también visitaría a esos marinos.

Desde el comienzo de la pandemia, unos 500 marinos han desembarcado en el puerto. De ellos, 9 marinos han dado positivo por el virus, incluyendo tripulación filipina, india y polaca.

El colector del distrito de Bhavnagar, donde se encuentra Alang, dijo: «Cuando el primer caso positivo llegó a Alang el 29 de junio, nos dimos cuenta de que la tripulación podía suponer un riesgo y por eso ahora hemos cambiado el SoP».

El gobierno de la India ha establecido la obligatoriedad de que, independientemente de que el virus sea sintomático o asintomático, las muestras deben ser suministradas por los marinos a bordo de sus buques. En este momento, hay dos marinos en auto-aislamiento.

El secretario de la Asociación de Industrias de Reciclaje de Buques (SRIA), Haresh Parmar, dijo: «La tripulación es examinada primero y después de que llegan los resultados, algunos de nosotros subimos a bordo del buque».