Una investigación sobre una fuga de petróleo de la unidad flotante de almacenamiento y descarga de producción (FPSO) Cidade do Rio de Janeiro en el campo Espadarte, frente a las costas de Brasil, ha revelado grietas en el casco de la FPSO.

Según Modec, el operador de la FPSO, se reportó inicialmente una fuga de 1,2 metros cúbicos de aceite residual de la FPSO.

El último sobrevuelo del 26 de agosto reveló un nuevo derrame de unos 6,6 metros cúbicos.

FPSO Cidade do Rio de Janeiro está fuera de servicio desde julio de 2018 y está en proceso de abandonar el campo de Espadarte. Todos los miembros de la tripulación fueron desembarcados durante el fin de semana.

Se han desplegado siete buques en el lugar de la fuga, para su recuperación y dispersión, además de cuatro buques de apoyo y un helicóptero para los sobrevuelos.

Modec dijo además que se identificó un ensanchamiento de las grietas desde el inicio del evento, pero que el buque permanece estable y está bajo el monitoreo permanente de Modec y de la empresa brasileña de petróleo y gas Petrobras.