Royal Caribbean Group dijo que vendería su línea Azamara a la empresa de capital privado Sycamore Partners por 201 millones de dólares en efectivo, para centrarse más en sus marcas más grandes a medida que el operador de cruceros se ocupa del impacto de la pandemia COVID-19.

Sycamore adquiriría la flota de tres barcos del Azamara y la propiedad intelectual asociada, dijo Royal Caribbean el martes.

La empresa dijo que el acuerdo le permitiría centrarse en la expansión de sus marcas Royal Caribbean International, Celebrity Cruises y Silversea, que en su última presentación anual operaba más barcos que Azamara.

Royal Caribbean incurriría en un cargo único por deterioro no monetario de unos 170 millones de dólares, aunque dijo que la venta no tendría un impacto material en sus finanzas.

Se espera que el acuerdo se cierre en el primer trimestre de 2021.

Los operadores de cruceros se han apresurado a reforzar las reservas de efectivo en los últimos meses, ya que la crisis sanitaria mundial ha llevado a la industria a un virtual estancamiento.