Royal Caribbean Cruises Ltd ha extendido la suspensión de los viajes hasta el 30 de noviembre, excluyendo los que se originan en Hong Kong, dijo el operador de cruceros de EE.UU. el martes, ya que la crisis del COVID-19 perjudica la demanda de viajes.

La compañía dijo que su marca de cruceros Celebrity Cruises suspenderá su programa de invierno 2020-21 en Australia y Asia, mientras que sus cruceros «Azamara» suspenderán las travesías de invierno en Australia y Nueva Zelanda, Sudáfrica y Sudamérica.

La industria de los cruceros se ha enfrentado a la peor parte de la crisis sanitaria, ya que se culpó a los grandes brotes en los barcos de la propagación de la enfermedad, lo que dio lugar a órdenes de «no navegar» impuestas por el gobierno y a cancelaciones de viajes.

La línea de cruceros Seabourn de Carnival Corp. también dijo el martes que suspenderá los próximos viajes del 2020 y 2021 de tres cruceros de su flota hasta la primavera del 2021.