La reciente aplicación de nuevas mediciones del nivel de agua implementadas el 15 de febrero para el Canal de Panamá ya ha producido demoras en el tránsito de buques.

«El tiempo de espera actual es de aproximadamente 11 días para las esclusas de tipo Panamax y de 3 a 4 días para las esclusas de tipo neo-panamax, pero el tiempo de espera varía de un buque a otro según la categoría del mismo, las restricciones del buque y la dirección del tránsito (en dirección norte o sur).

«Los buques que reservan su tránsito para una fecha determinada tienen certeza de tránsito para esa fecha. El cumplimiento registrado de los buques reservados es de más del 99% y se ha mantenido por encima de eso desde la aplicación de los cambios recientes», dijo el equipo de Operaciones de la Autoridad del Canal de Panamá (ACP).

Al mismo tiempo, en la medida que el tamaño de los buques lo permite, la vía acuática ha implementado esclusas en tándem, lo que permite que dos buques transiten en la misma compartición. Para que ambos buques puedan transitar, los buques no deben tener más de 825 pies. Esto permite ahorrar el 100% del agua utilizada en el tránsito de un barco solo en las esclusas del Panamax.

Según un agente naviero, las razones de los retrasos son el bajo nivel del Lago Gatún y desde el 15 de febrero, el Canal redujo los tránsitos a 32 por día. Dice que con 29 plazas reservadas diariamente y sólo 32 en condiciones de transitar, el tiempo de espera y el atraso aumentan día a día.

El atraso es un resultado previsto de las medidas que comenzaron el 15 de febrero, ya que la cantidad de cupos disponibles se encuentra actualmente en la condición 1a, que es la que se utiliza cuando hay cortes en los carriles. La mayoría de las franjas horarias se reservan a finales de marzo, por lo que esto es un resultado de las medidas de agua, dijo la ACP.

El calado está actualmente a 46 pies y la idea de estas medidas era tratar de no bajar de 44 pies.

Para optimizar la programación y el uso de los recursos, los clientes reciben datos en tiempo real sobre los niveles de agua actuales y proyectados en el Lago Gatún, los calados máximos disponibles, el número y los tipos de tránsitos cuando solicitan o hacen reservas a fin de planificar en consecuencia.

«Mantenemos nuestro compromiso de proveer un servicio confiable a nuestros clientes y podemos asegurar que los recientes ajustes son la mejor y necesaria manera de asegurar la disponibilidad de agua durante la temporada seca», dijo la ACP en un comunicado.