La empresa McLaughlin & Harvey, con sede en el Reino Unido, se ha adjudicado el contrato para la entrega de la siguiente fase de desarrollo en la terminal de contenedores de aguas profundas de Liverpool2.

El proyecto multimillonario incluye la adición de diez grúas pórtico montadas sobre rieles en voladizo (CRMGs) y tres grúas buque a tierra (STS). Está previsto que las grúas STS lleguen en noviembre de 2019 y se espera que el proyecto completo se complete en 2021. Ya se han iniciado el diseño detallado y las obras civiles preparatorias.

También se instalarán puntos refrigerados adicionales para que la terminal pueda manejar mayores cantidades de contenedores refrigerados en el Puerto de Liverpool.

Inaugurado en noviembre de 2016, Liverpool2 es una inversión de 400 millones de libras esterlinas (498,3 millones de dólares estadounidenses) que proporciona una puerta de entrada para el comercio internacional hacia y desde el Reino Unido. La instalación de aguas profundas es capaz de albergar los buques portacontenedores más grandes del mundo.

«Desde que anunciamos originalmente nuestros planes de expansión, hemos seguido adelante para asegurar que algunas de las principales líneas navieras del mundo sean clientes del Puerto de Liverpool», dijo Mark Whitworth, Director Ejecutivo de Peel Ports.

«Esto, y nuestra creciente base de clientes, es un voto de confianza en el norte de Inglaterra como una ruta competitiva hacia los mercados internacionales y en Liverpool como un importante puerto para el comercio global. Esperamos trabajar con el equipo de McLaughlin & Harvey para entregar la siguiente fase que proporcionará aún más capacidad para ayudar a satisfacer la creciente demanda», agregó Whitworth.