La brigada antiterrorista de Gujarat (ATS) ha investigado la incautación de 30 kg de heroína. Al parecer, los siete tripulantes indios detenidos no conocían el punto de entrega. La instrucción era compartir la ubicación a través de su móvil por satélite Thuraya cuando entraran en aguas de Sri Lanka.

Habían estado utilizando un teléfono Thuraya y se les había pedido que compartieran la ubicación a través de un canal VHF una vez que el buque entrara en aguas de Sri Lanka. Los patrones, que los tripulantes conocen como Khan Sahab, Ghulam e Imam Bakhsh, no revelaron a quién debían entregar el cargamento. El oficial de la ATS que investiga el asunto ha dicho que Ghulam e Imam Bakhsh son ciudadanos paquistaníes.

Antes de emprender el viaje, los siete marineros se habían reunido con los tres jefes en la residencia de Imam Bakhsh en Irán. Añadió que las tres personas habían prometido unos 200.000 saudíes al completar con éxito el viaje.

Cuando la tripulación se encontraba en el sur de Mumbai, estaba a la espera de nuevas instrucciones. Cuando se dirigían a aguas de Sri Lanka, recibieron un mensaje para que permanecieran en aguas indias. Los jefes informaron entonces de que la entrega se produciría en el Punjab después de desembarcar en Gujarat o Maharashtra.

Mientras los tripulantes esperaban una señal, permanecieron en aguas indias durante unos cuatro días. Fue entonces cuando la ATS recibió información sobre el buque y capturó a los acusados en una operación dirigida por los guardacostas indios.

Al investigar más a fondo, el oficial de la ATS descubrió que los mismos miembros de la tripulación habían estado contrabandeando heroína a varios países. Los acusados fueron presentados ante un tribunal local por la ATS, que solicitó 14 días de interrogatorio bajo custodia. El tribunal ha accedido a conceder 12 días.

Referencia: timesofindia.indiatimes.com