por Andrey Ostroukh (Reuters) La marina rusa puede detectar a cualquier enemigo y lanzar un «ataque imprevisible» si es necesario, dijo el domingo el presidente Vladimir Putin, semanas después de que un buque de guerra del Reino Unido enfureciera a Moscú al navegar cerca de la península de Crimea.

«Somos capaces de detectar a cualquier enemigo submarino, sobre el agua y aéreo y, si es necesario, llevar a cabo un ataque imprevisible contra él», dijo Putin al intervenir en un desfile del día de la Armada en San Petersburgo.

Las palabras de Putin se producen tras un incidente en el Mar Negro en junio, cuando Rusia dijo que había realizado disparos de advertencia y lanzado bombas en la trayectoria de un buque de guerra británico para perseguirlo fuera de las aguas de Crimea.

El Reino Unido rechazó la versión rusa del incidente, diciendo que creía que los disparos realizados eran un «ejercicio de artillería» ruso preanunciado, y que no se había lanzado ninguna bomba.

Rusia se anexionó Crimea de Ucrania en 2014, pero Gran Bretaña y la mayor parte del mundo reconocen la península del Mar Negro como parte de Ucrania, no de Rusia.

Putin dijo el mes pasado que Rusia podría haber hundido el buque de guerra británico HMS Defender, al que acusó de entrar ilegalmente en sus aguas territoriales, sin iniciar la Tercera Guerra Mundial y dijo que Estados Unidos jugó un papel en la «provocación.»