La Autoridad Marítima y Portuaria de Singapur (MPA) ha ampliado las medidas de precaución para reducir al mínimo el riesgo de propagación del coronavirus en la comunidad de Singapur. Desde el 24 de enero de este año, la MPA ha puesto en práctica un control de temperatura en todos los puntos de control marítimo, incluidas las terminales de transbordadores y cruceros, las terminales de PSA y el puerto de Jurong, para los viajeros que llegan al país.

Desde el jueves, la MPA ha ampliado las medidas de precaución para incluir a todos los buques que llegan con tripulación y pasajeros que tengan un historial de viajes recientes a China, Irán, el norte de Italia y Corea del Sur, así como a todos los buques que han hecho escala en los puertos de esos países, en los últimos 14 días.

«Los buques pueden seguir atracando en las terminales para realizar operaciones», declaró la MPA.

La MPA ha puesto avisos sanitarios en los puestos de control marítimo para informar a los viajeros y a la tripulación de los buques sobre las medidas de precaución que deben tomar al viajar.