Certificación Ambiental para las Inversiones Sostenibles (Senace) informó en un comunicado la aprobación de la modificación del Estudio de Impacto Ambiental detallado (MEIA-d) para la «Ampliación de la zona operativa portuaria de la etapa 1» del Terminal Portuario Multipropósito de Chancay presentado por la empresa china Cosco Shipping Ports que demandará la inversión de US$ 1.300 millones, generará hasta 10.000 puestos de trabajo y que será culminada en el primer semestre del 2023.

Senace precisó que la evaluación de la referida modificación se realizó en el marco del procedimiento de certificación global, de acuerdo con lo solicitado por la empresa china requiriendo -además- los títulos habilitantes para la autorización de la ejecución de obras de aprovechamiento hídrico así como la autorización para vertimientos de aguas residuales industriales y domésticas tratadas y derecho de uso de área acuática.

«En este proceso de evaluación se implementaron también mecanismos de participación ciudadana como talleres informativos y audiencias públicas -en forma presencial y no presencial- para garantizar que la población conozca las características del proyecto y brinde sus aportes sobre el mismo», puntualizó Senace.

Además, el organismo detalló durante el procedimiento de evaluación se consideraron los informes técnicos de diversas instancias como el Ministerio de la Producción (Produce), Ministerio de Comercio Exterior y Turismo (Mincetur), Instituto del Mar del Perú (Imarpe), Autoridad Portuaria Nacional (APN), Dirección General de Capitanías y Guardacostas (Dicapi), Autoridad Nacional del Agua (ANA), Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre (Serfor), tras lo cual se aprobó la MEIA-d para la ampliación de la primera etapa del terminal portuario multipropósito, debido al levantamiento de observaciones encontradas por parte del titular.

Características del proyecto

Cosco Shipping Ports y la Compañía Minera Volcán están a cargo de la construcción del puerto que requerirá una inversión de US$3.000 millones.

El proyecto, el primero de la firma china en Sudamérica, consta de tres áreas: un complejo de ingreso, la zona operativa portuaria y el viaducto subterráneo que une ambas zonas, el cual contará con una profundidad de entre 18 a 96 metros debajo de la ciudad con derecho de usufructo por 99 años.

La primera etapa, que se encuentra en construcción, consta del desarrollo de cuatro muelles: dos para contenedores y dos para carga de graneles, general o rodante. Con ello, se prevé un volumen total de 1 millón de TEUs y 600 toneladas de cargas. El muelle multipropósito empezará a operar a inicios del 2T23 y, los muelles 2, 3 y 4, en el 2T24. En las últimas etapas de inversión la empresa estima tener una zona primaria portuaria con dos terminales especializados de 280 hectáreas. Cabe señalar que el puerto de Callao cuenta con 60 hectáreas- y cuatro amarraderos de carga general granel, además de 11 para contenedores.

En paralelo, el puerto contará con 870 hectáreas para desarrollar un polo asociado para actividades logísticas. Para ello, ya se está terminando el plan maestro que contempla los pasos iniciales de ingeniería básica con una inversión similar a la del puerto.