Noviembre marcó un período de avances en su mayoría para los precios spot de los búnkeres de América Latina, con los puertos de Panamá, Brasil y Perú alcanzando máximos en varios meses o incluso históricos, especialmente en el segmento bajo 0,5% de contenido de azufre (VLSFO), reporta S&P Global Platts.

El VLSFO en Balboa, Panamá, aumentó a un promedio mensual de US$344/t sobre una base ex-wharf en noviembre, subiendo US$19, o 6%, desde octubre. Fue el valor más alto del fuel oil desde los US$358 /t en marzo, cuando la pandemia de COVID-19 comenzó a socavar gravemente la demanda mundial de petróleo. El VLSFO oil representa el 76% de las ventas de búnker en Panamá.

Del mismo modo, el precio medio del MGO en Balboa también fue el más alto desde marzo. El precio de este búnker con un contenido de azufre de hasta el 0,1%, alcanzó un promedio de US$398/t en noviembre, lo que supone un aumento de US$22, o del 5,9%, con respecto a octubre. En marzo, el valor promedio en Balboa fue de US$408/t.

En el IFO 380 de alto contenido de azufre, el valor medio en Balboa fue de US$300 /t en noviembre, un aumento de US$4,50, o del 1,5%, con respecto al mes anterior. El combustible es ahora utilizado sólo por buques adaptados con depuradores, debido a su contenido de azufre no conforme con IMO 2020, de 3,5%.  Este combustible representa alrededor del 14% de las ventas de búnker en Panamá y su precio en este hub ha mantenido su fuerza durante todo el año.

La última vez que el búnker de alto contenido de azufre tuvo un desempeño más robusto en Balboa fue en agosto, cuando promediaba US$305/t.

Contribuyeron a la solidez en Panamá durante noviembre el aumento de los costos de reabastecimiento, las demoras en las operaciones de las barcazas debido a los huracanes ETA y IOTA en América Central y los pronunciados aumentos de suministro en los mercados mundiales del petróleo en la última parte del mes, ya que las noticias sobre la vacuna COVID-19 iluminaron las perspectivas de recuperación de la demanda.

Fuertes exportaciones de Brasil

La cuota mensual del Brasil de VLSFO en noviembre y entregadas en el puerto de Santos promedió los US$351/t, lo que supone un aumento de US$22, o del 7%, desde octubre. El valor del VLSFO en el puerto brasileño no ha sido más alto desde febrero, cuando el valor mensual promedió US$497/t.

Las calidades de crudo dulce y pesado brasileño son óptimas para la producción de combustible para VLSFO, conforme IMO 2020. La fuerte demanda mundial de petróleo y productos con bajo contenido de azufre ha impulsado las fuertes exportaciones de Brasil en 2020, y los funcionarios estatales de Petrobras dijeron en la semana que comenzó el 30 de noviembre que esperan que este crecimiento de las exportaciones continúe durante los próximos cinco años, superando la demanda interna.

Sin embargo, los envíos de fueloil de Brasil disminuyeron en un 3,6% en octubre de 3,47 millones de barriles en septiembre, según datos de la Agencia Nacional de Petróleo, debido al aumento de la demanda interna.

El precio del MGO en Santos promedió US$447/t en noviembre, un aumento de US$15, o del 3,5%, con respecto al mes anterior. El MGO en ese puerto promedió por última vez un valor más alto en agosto, a US$478/t.

Tal como sus vecinos Argentina y Uruguay, Brasil ya no es un mercado para el IFO 380 de alto contenido de azufre debido al tipo de crudo que produce.

Perú también está en alza

Los precios de la entrega del VLSFO en el Perú también aumentaron fuertemente en el mes de noviembre, cuando promediaron US$397/t en el puerto de Callao, lo que representa un incremento de US$23/t, o del 6,3%, desde octubre.

El precio promedio de noviembre fue el más alto registrado en el puerto peruano, ya que el mercado del VLSFO fue uno de los últimos en madurar en América Latina y comenzó a ser evaluado por S&P Global Platts sólo el 20 de abril. El nivel, sin embargo, no estaba lejos del anterior máximo de US$395/t alcanzado en agosto.

El MGO en el Callao promedió US$497/t en noviembre, US$18/t, o el 3,8%, por encima de octubre. Su anterior promedio mensual más alto fue en agosto, con US$514/t.

Fuentes del mercado dijeron que el escaso suministro de VLSFO en el vecino Ecuador, que en su mayoría importa búnker conforme a IMO 2020 desde Panamá, benefició al mercado de búnker peruano en noviembre, aunque esa ventana de oportunidad parecía estar cerrándose en diciembre, con renovadas disponibilidades en Guayaquil y La Libertad.

Otros puertos clave de América Latina se recuperaron en noviembre de un ritmo más lento en octubre, pero sin alcanzar los máximos de varios meses. En Buenos Aires, el VLSFO promedió US$369/t en noviembre, un aumento de US$17, o del 4,9%, con respecto a octubre. En Valparaíso, Chile, el VLSFO promedió US$399/t, un aumento de US$16, o 4,2%, con respecto al mes anterior. El precio medio del VLSFO en Cartagena subió US$16, o el 4,8%, a US$339/t, y en Guayaquil subió US$13, o el 3,5%, a US$ 378/t.

En el segmento de alto azufre, los puertos regionales que todavía venden IFO 380 también registraron avances mensuales en su mayor parte, pero el segmento de MGO tuvo algunos retrocesos menores, siendo el más pronunciado el registrado en Valparaíso, donde el promedio mensual del MGO en noviembre bajó US$8,15, o el 1,5%, a US$533/t.