El constructor naval italiano Fincantieri y la línea de cruceros francesa Ponant han firmado un memorando de entendimiento (MoA) para el diseño y la construcción de dos cruceros de lujo de nueva generación para expediciones.

Por un valor aproximado de 300 millones de euros (3,32 millones de dólares estadounidenses), el memorándum de acuerdo prevé también una opción para otro buque hermano.

Las nuevas unidades, cuya entrega está prevista para 2022, representarán una evolución de los buques de la clase Ponant Explorer. Serían operados en las áreas del Pacífico Sur por la marca Paul Gauguin Cruises junto con el crucero Paul Gauguin que fue adquirido recientemente por Ponant.

Los buques de 11.000 GT serán construidos por la red de producción del grupo VARD.

El contrato se finalizará una vez que se cumplan las condiciones técnicas y financieras, señaló Fincantieri.

Ponant ha encargado cuatro barcos a Fincatieri en el pasado, mientras que la filial noruega de Fincantieri, VARD, diseñó y entregó cuatro unidades de la clase Ponant Explorers. Está previsto que se entreguen otras dos en 2020. VARD también entregará a Ponant en 2021 el Le Commandant Charcot, el primer buque eléctrico híbrido de exploración polar alimentado con GNL.

«Estamos encantados de continuar nuestra histórica colaboración con Fincantieri. Este acuerdo para dos barcos adicionales nos permite desarrollar la marca Paul Gauguin adquirida hace unas semanas», comentó Jean Emmanuel Sauvée, CEO de Ponant.

«Por primera vez en el mundo de los cruceros, estos dos nuevos buques apagarán sus motores y cesarán todas las emisiones cada día durante cada parada, durante casi diez horas al día. Buques de pequeña capacidad a la vanguardia de la tecnología y la preservación del medio ambiente: este proyecto se ajusta plenamente a nuestra filosofía de turismo sostenible».