En un cambio de su anterior posición de negocios, P&O Ferries ha anunciado hoy que todos sus transbordadores que viajan entre el Reino Unido, Irlanda y Europa continental se dedicaran inmediatamente a transportar sólo carga.

Como resultado, 1.100 empleados han sido temporalmente asignados al recientemente anunciado plan de pago del gobierno británico que cubrirá el 80% de los salarios durante la pandemia COVID-19.

«P&O Ferries está teniendo que responder con nuevas medidas para mantener el negocio en funcionamiento y para mantener la carga en movimiento, lo cual es vital para las economías del Reino Unido, Francia, Irlanda y la UE en general», anunció la directora ejecutiva Janette Bell.

P&O transporta alrededor del 15% de las importaciones vitales del Reino Unido, como medicinas, productos de limpieza y alimentos, añadió Bell, y en vista de que «muy pocos pasajeros viajan ahora» ya no podían continuar las operaciones normales y tuvieron que dar prioridad a los servicios de carga.

Anteriormente, la empresa operaba los servicios con normalidad, efectuando simplemente ciertos cambios, como no exigir más a los camioneros que compartan camarotes en travesías más largas, cancelar los «minicruceros» en las rutas del Mar del Norte y observar medidas de tipo de distanciamiento social en las instalaciones de facturación de los clientes. La empresa también había cambiado el aire acondicionado por la ventilación natural en todos los buques.

P&O Ferries opera una flota de 20 transbordadores en ocho rutas principales entre Gran Bretaña, Francia, Irlanda del Norte, la República de Irlanda, Holanda y Bélgica, que normalmente transportan unos 8,4 millones de pasajeros y 2,3 millones de unidades de carga cada año.