Pacific International Lines (PIL) reveló que obtuvo una pérdida anual de US$800 millones para el 2019, y están a la espera de los resultados de auditoría para el período. En tanto, los ingresos cayeron 22% a US$3.400 millones durante el año, pese a que el EBITDA aumentó en 11%, a US$384 millones,

Hubo un deterioro de US$590 millones, lo que arrastró el beneficio neto a US$795 millones al año. Las pérdidas de PIL en los últimos tres años se acumularon y llegaron hasta US$964 millones, desde 2013 a US$1.400 millones. La deuda total, incluyendo préstamos, acreedores de arrendamiento, obligaciones de arrendamiento, factura las cuentas por pagar, y los billetes, cayó ligeramente de US$3.500 millones a 3.300 millones en 2019.

PIL está apelando a los titulares de la deuda para que aprueben una reestructuración a gran escala en la que el brazo del gobierno de Singapur, Heliconia Management, tome una participación mayoritaria a cambio de aportar US$600 millones.