La empresa petrolera estatal venezolana PDVSA comenzó esta semana a utilizar una nueva ubicación cerca de la isla de La Borracha en el mar Caribe para transferir el crudo venezolano de un barco a otro para su exportación, según los datos de seguimiento de los buques cisterna vistos por Reuters.

PDVSA, cuyas exportaciones se han visto afectadas por las sanciones estadounidenses, a finales de 2018 probó el lugar cerca de La Borracha, a unos 16 kilómetros (10 millas) de la ciudad costera de Puerto la Cruz, pero no lo había usado hasta ahora, según fuentes de navegación.

En las últimas semanas, la compañía informó a los clientes sobre la posibilidad de trasladar una parte de los traspasos de barco a barco (STS) que ahora hace cerca de su refinería de Amuay, en la costa occidental de Venezuela, a una nueva ubicación lejos de la costa, frente a las islas de Los Monjes, cerca de la frontera marítima con Colombia.

Llevar a cabo las operaciones de STS en estas nuevas áreas más lejos de la costa es más costoso y resulta en una menor supervisión de las autoridades venezolanas, según las fuentes de transporte y los clientes de PDVSA consultados por Reuters.

PDVSA y el Ministerio de Petróleo de Venezuela no respondieron inmediatamente a las solicitudes de comentarios.

La operación STS que se está llevando a cabo actualmente cerca de La Borracha involucra un buque que cargó 700.000 barriles de crudo pesado venezolano en el puerto de José de PDVSA a mediados de octubre, según la empresa de monitoreo de buques TankerTrackers.com. El buque cisterna realizó un «viaje oscuro» a Venezuela, lo que significa que su transpondedor estuvo apagado durante todo el viaje, lo que dificulta su identificación.

Un transpondedor transmite a un satélite el número de registro único del buque, su nombre, ubicación, origen, destino y carga.

El otro buque cisterna había estado anclado frente a las aguas venezolanas en el mar Caribe durante días antes de navegar hacia el punto STS, añadió TankerTrackers.com.

Las fotos tomadas de un petrolero cercano, vistas por Reuters, mostraban a los dos barcos haciendo la transferencia el lunes. El buque receptor, que tenía su transpondedor en línea a partir del 27 de octubre, no ha partido, según los datos de Refinitiv Eikon.

Fuente: www.marinelink.com